¿Porque no encontramos pareja?

¿Porque no encontramos pareja?

 

 

 

 

Es muy sencillo decir que uno es un ‘corazón solitario’ porque tiene mala suerte en las relaciones. Sin embargo, la realidad descarta que la suerte sea un factor insalvable a la hora de no encontrar a tu media naranja.

A continuación os doy unas pistas sobre los errores más comunes de los solteros a la hora de encontrar a ese alguien especial

1. Falta de confianza en uno mismo

“Una persona que no tenga confianza en sí misma no va a tener buenos resultados. La confianza en uno mismo convierte a las personas en seres atractivos a los ojos de los demás”, “una de las principales formas de seducir esta en mostrar un aspecto confiado”. Y es que no hay nada más atrayente que una persona orgullosa de ser quien es. Si te sientes deseable, serás deseado.

2. Querer resultados diferentes intentando lo mismo

El entorno es importante a la hora de ligar. Tratar de encontrar una pareja con intereses compartidos en sitios que no ayudan a ello es darse contra un muro. Por ejemplo, si te gusta la cocina es buena idea que te apuntes a unas clases para conocer a alguien que comparta esta afición. “He oído mil veces lo de ‘salgo todos los fines de semana y siempre encuentro lo mismo’. Es un círculo vicioso”

3. Estar desconectado de la realidad

Tanto físicamente como en la forma de ser. Puedes desear estar con alguien inquieto y activo, pero si tú no eres capaz de seguir el ritmo a esa persona, debes buscar otro perfil. Es fundamental tener los pies en la tierra.

4. Exponerse demasiado antes de tiempo

“Hay que mostrarse tal y como uno es y guardar. En una primera cita no puedes sacar toda la artillería”‘. En un primer encuentro hay que darse a conocer y conocer a la otra persona. Es importante hablar de lo que a uno le gusta, las aficiones, los destinos favoritos para viajar… Y dejar los dramas y temas duros para más adelante.

5. Ignorar la información que te dan

Todos hablamos de lo que buscamos, aun sin hacerlo directamente. En las primeras citas hay estar atento a lo que la otra persona dice: “Si ves que al poco tiempo de conocerlo todos los temas llevan a ir muy deprisa, tener una relación física muy rápida, te habla poco de él o de sus gustos, intenta eludir temas de este tipo… Si le preguntas si en su proyecto de vida está el tener una relación estable y te responde con un ‘no sé, quizás’… Hay que sospechar”.

6. Querer tener pareja por razones egoístas

“Hay quien busca pareja solo para tener hijos o para sentirse solo, pero hoy en día no hace falta pareja para eso”. Hay personas que solo quieren estar con alguien para tener compañía en las cenas con amigos y así encajar un poco mejor en el estilo de vida que les rodea. Esta clase de razones son egoístas y no se refieren a querer compartir una vida con alguien. Es mejor resolver esos problemas por uno mismo.

7. Tener estilos de vida diferentes

“Se puede ser opuestos en carácter, pero no en estilo de vida”. Es cierto que los polos opuestos, en cierta forma, se atraen. Sin embargo, hay diferencias insalvables como tener estilos de vida diferentes. Si las personas tienen costumbres y formas de ser opuestas, se quedarán vacías una vez se supere la fase del enamoramiento.

8. No respetar los tiempos de la relación

“Si quieres triunfar en una relación es básico mantener la calma al principio. Hay que darse tiempo de conocer a la otra persona y no quemar etapas por querer llegar antes al final”. Es habitual querer acelerar los tiempos de la relación para llegar al compromiso. Sin embargo, querer saber detalles muy personales de alguien con quien no se tiene demasiada confianza todavía puede generar demasiada presión en la relación. La mejor opción es tomarse las cosas con naturalidad y descubrir a la otra persona poco a poco, sin agobiarla.

9. Tener miedo

Muchas veces las personas se auto sabotean para no sentir dolor. El haber vivido una mala experiencia en el pasado o conocer casos cercanos de dolor por el abandono puede provocar que, inconscientemente, no te abras al amor. Puede que sea miedo al rechazo, miedo a confiar en otras personas o miedo al abandono. Sentir esto es muy común, pero hay que hacer un esfuerzo para que algo negativo no te impida conseguir lo que quieres. De forma que, ¡olvida las barreras!

( Este artículo lo podéis leer completo en la revista Yo Donahttp://www.elmundo.es/yodona/lifestyle/2016/03/27/56f043d646163fb3028b45a6.html

No hay comentarios

Escribe un comentario