5 Tips para lograr los objetivos que te planteas en año nuevo

5 Tips para lograr los objetivos que te planteas en año nuevo

¿Cuantas veces te has planteado objetivos al comenzar el año nuevo?

Y alguna vez has sentido que se había terminado el año y quizás te habían quedado demasiados sin cumplir?

A mí me pasaba algo similar: empezaba un nuevo año y me ponía unos objetivos y luego a las pocas semanas dejaba de pensar en ellos…total que llegaba el final del año y no había hecho ni la mitad de la mitad de lo que me había propuesto hacer. Y según empezaba el año siguiente, me decía a mí mismo:

“Este año, sí o sí….

Pero yo quería dar un paso más, y realmente conseguir mis objetivos personales. Y para ello me dí cuenta que era muy útil tener un plan que funcione.

En los últimos años lo estuve desarrollando y me han sido muy útil para definir exactamente qué es lo que quiero y cómo lo voy a conseguir, por ello lo comparto con vosotros ahora.

Lo primero es el “como lo desarrollamos”… siempre en positivo!

1. Enunciado en Positivo

Nuestro cerebro tiende a enfocarse en aquello en lo que pensamos.

Tiene una explicación biológica (Sistema de activación reticular)es la parte de tu cerebro que entre otras cosas regula la atención, es como un radar que te avisa de aquello externo que coincide con tus pensamientos).

La cuestión es que nos sentimos atraídos hacia aquello que ocupa nuestros pensamientos. Por tanto en lugar de pensar qué no queremos, es más útil pensar qué queremos.

Quiero ponerme en forma

Quiero estar en mi peso ideal

Quiero aumentar mis ingresos

Quiero poner en marcha un negocio.

2. Meta Bajo Tu Control

Nuestro objetivo tiene que depender de nosotros mismos, y no de los demás.

Cuando definimos objetivos que dependen de los demás, estamos poniendo fuera de nuestro control si se cumplen o no se cumplen.

Por ejemplo si digo “voy a buscar pareja” . En parte puede depender de mí, pero si la candidata o el candidato que tengo en mente no está por la labor de salir conmigo, pues por mucho que me empeñe no va a suceder.

Sin embargo, lo que sí puede estar en nuestra mano es salir a conocer gente, porque eso aumentará nuestras probabilidades de encontrar pareja.

3. Especificación Ajustada

Un objetivo ambiguo nos dará resultados ambiguos.Si trabajamos sobre metas concretas, obtendremos resultados concretos.

Voy a ir más al gimnasio → Voy a ir 2 días en semana al gimnasio

Voy a salir más → Voy a salir mínimo 1 vez a la semana

Voy a aprender ingles → Voy a clases media hora todas las tardes

Permítete la flexibilidad: aunque ajustes tu objetivo, no seas demasiado duro contigo mismo, porque si no, en el momento en que falles te pueden entrar ganas de tirar la toalla.



4. Tamaño Apropiado

.Los proyectos demasiado ambiciosos son fáciles de abandonar: hay que abarcar cosas que veamos que están a nuestro alcance. Igualmente, los proyectos demasiado fáciles no nos suponen salir de nuestra Zona de Confort, no nos aportan progresos tangibles.

Nuestro objetivo tiene que ser retador pero alcanzable.

5. Objetivo Motivador

La pregunta que nos hacemos aquí es:

¿para qué quiero yo este objetivo?

Tenemos que preguntarnos qué vamos a conseguir con este objetivo, y si aquello que vamos a conseguir realmente nos apasiona.

Llevo muchos años trabajando temas de autoestima y en mi experiencia es mucho más útil quererte a ti mismo incondicionalmente (quererte igual si te salen las cosas bien que si te salen mal) y marcarte objetivos que te acerquen a los resultados que realmente quieres, porque te apasiona el tema o porque van a mejorar cualitativamente tu vida.
Revisión

¡Revisa tus objetivos!

Cada cierto tiempo dependiendo del objetivo (y mejor si no es de año en año), comprueba si realmente lo estás logrando:
¿Sigo deseando este objetivo?
¿Lo estoy consiguiendo?
Si no lo estoy consiguiendo, ¿qué tengo que cambiar?

Y sobre todo: ¿ me estoy auto saboteando?..¿entonces?…que me esta impidiendo lograr mi propósito?

La respuesta esta solo y únicamente en ti: Piensalo

No hay comentarios

Escribe un comentario