Atrévete a cambiar. Coaching para nosotras

Atrévete a cambiar. Coaching para nosotras

“Las mujeres no son ambiciosas”: una frase que empieza a ser un mito

Es una cosa simple de hacer: piensa en ti. No te pongas la última en la cola. No esperes para hacer lo que quieres, para cuando quede tiempo!! Hay una serie de cosas nada complicadas que simplifican mucho la vida, nos hacen más felices y hacen también más felices a los que nos rodean. Empieza por una que es básica: no te dejes la última. Toma la iniciativa de hacer las cosas importantes para ti. Por ejemplo, saca el tiempo que necesitas para ti y defiéndelo, estudia ese master que tienes en la cabeza o acaba la asignatura que te queda de la carrera, recíclate, planifica la continuación de tu trabajo ¿Cuál es tu segunda etapa? Llévala a cabo.

He aquí algunas maneras de ponerte en marcha.

1.1.Organízate

La organización es esencial para sacarle al tiempo el máximo partido. Estar organizada es saber que estás haciendo ahora mismo y qué harás cuando acabes. Organizarse sirve para tener presente el medio y largo plazo.

1.2.No caigas en el miedo al éxito

El éxito lleva consigo el miedo al esfuerzo que cuesta conseguirlo y el miedo al fracaso por no lograrlo.

1.3.Creencias negativas

El éxito lleva también consigo la creencia de que la soledad acecha al que lo logra, la idea de éxito es lo contrario de “dar pena”… El éxito va aparejado a la creencia de que la persona que tiene éxito es malvada, perversa y ambiciosa, tiene sed de poder. Todas estas nociones llevan a pensar que al que tiene éxito no lo quiere nadie, se queda excluido del grupo, un argumento que provoca particular rechazo en las mujeres que necesitan ser queridas por encima de todo y aceptadas unánimemente.

1.4.Identifica tus conflictos

Los conflictos saltan en pedazos cuando se los identifica. Es el primer paso para resolverlos. Tómalos como punto de partido para que actúen como retos y pasa a la acción.

  1. identifica de donde proceden tus quejas, si éstas son demandas o si estas intentando cambiar a toda la tierra!
  1. identifica si tienes demasiadas reglas: “tengo que “, “debo de”…
  1. identifica si tienes una buena comunicación ¿expresas lo que quieres?, pide, negocia… lleva a cabo una comunicación voluntaria y clara con el entorno.
  1. ¿te has parado a pensar en tus expectativas? ¿has alineado tu proyecto profesional y tus expectativas personales? A veces somos muy exigentes en el terreno personal en el que las mujeres somos excesivamente perfeccionistas y no nos importa que el peso de la responsabilidad recaiga sobre nuestros hombros y al mismo tiempo y paradójicamente somos muy poco exigentes con la consecución de nuestros proyectos.

1.5.Define tu noción del éxito

La idea del éxito es muy distinta de unas personas a otras. Para unas el éxito es ser rico y famoso. Este estereotipo del éxito no corresponde con lo que es un proyecto de éxito. Para la mayoría de nosotros, el éxito es el proyecto que nos construye y cuya consecución certera nos hace sentirnos satisfechos. El éxito de nuestro proyecto es uno de los ingredientes que nos hace ser más felices.

Dicho de esta manera, el éxito parece más “humano” y por ello no merece ser saboteado. El éxito es lo que tu deseas y lograrlo depende de poner en marcha los resortes que lo hagan posible. Si los dejas continuamente para después, te alejas de tus objetivos, de la estrategia para obtener resultados por ello del lugar donde quieres estar.

Observa y analiza todo lo que está alrededor de tus proyectos!

Llevarlos a cabo solo depende ti!

¿Necesitas un coach?

¿Tienes miedo al éxito?

Responde a estas preguntas, si tienes más del 60% de si, plantéate ser más eficaz y separarte de las creencias negativas.

  1. ¿Dejas sistemáticamente tus proyectos para otro momento?
  1. ¿Crees que está mal tener éxito?
  1. ¿Celebras bien tus logros o los ocultas?
  1. ¿Tienes miedo de que te marginen por triunfar?
  1. ¿Crees que si tienes ambiciones nadie se enamorara de ti?
  1. ¿Te crees que eres una mala madre por ocuparte de tu carrera?
  1. Ante una oportunidad de éxito ¿Sublimas con que lo mejor es el amor y otras cosas muy profundas?
  1. ¿Prefieres excluirte de las peleas y abandonar el objetivo?
  1. ¿Crees que los demás tienen más oportunidades que tú?
  1. ¿Dices a menudo “a mí eso me da lo mismo” para referirte a un éxito que hubiera podido ser tuyo?
  1. Cuándo se trata de hablar de tus objetivos, ¿Lo eludes y empiezas a hablar de lo mucho que sufre tu madre, por ejemplo?

Y ahora….¿ te pones en marcha?

 

Tags:
No hay comentarios

Escribe un comentario