Blog

¿Sabes que cambiando tu forma de hablar, puedes producir cambios en las personas que te rodean? ¿Sabrías cómo decir las cosas para conseguir aquello que quieres? En el post de hoy me gustaría invitarte a descubrir si tu forma de hablar te potencia o te limita a la hora de lograr lo que deseas.

    Cuando gustamos (o sea, cuando seducimos) a los demás, los gustamos a dos niveles distintos                                   -A nivel consciente                            ...

El amor, en cualquiera de sus formas y manifestaciones, ocupa mucho peso en la vida de cualquier persona hasta el punto de que al inicio de cada año, son muchas las personas que se plantean un objetivo vinculado con el corazón.
Dejar la ropa por el suelo después de una noche salvaje tienen su encanto la primera vez, pero después de los primeros 3 meses no hace ninguna ilusión encontrar la ropa siempre tirada. Si una relación no va a resultar, lo más probable es que ello se manifieste en esta etapa. Por ejemplo,si en los primeros 3 meses no acaban nunca las discusiones, lo más seguro es que el resto de la relación siga así. El problema es que si al principio dejamos pasar ciertos detalles y no marcamos pautas en la incipiente relación,luego será difícil realizar cambios más tarde. Por supuesto que es posible, pero costará más. Así que cuando creáis que ha llegado el momento de dar el paso e ir a compartir la dolorosa factura de la luz, aseguraos de no asentar comportamientos que puedan llegar a dinamitar la convivencia.   Es lógico que al principio todo sea tan intenso que perdamos el hambre y las ganas de cualquier otra cosa. Pero parte del éxito de la relación y de las expectativas de futuro que tenga depende de si somos capaces de integrarla en nuestra vida real y no perdemos el control al cien por cien.
Con frecuencia muchas parejas me preguntan cómo podrían mejorar su comunicación, algo que es vital para tener una relación de pareja sana donde todo fluya atraves del dialogo. Entre los consejos que suelo dar están los siguientes que espero os sirvan también a vosotros de ayuda