Relaciones de Pareja

Hace unos días escribí un artículo para el diario Información de Alicante con motivo de la fiesta de San Valentín al que puse por titulo "San Valentín &  San Solterín". Hoy en día a San Valentín le ha salido un rival. “San Solterín” como lo llamo yo.
La otra tarde estaba tomando café y en la mesa de al lado había un grupo de amigas y amigos que conversaban sobre el tema de las relaciones. En un grupo donde la media de edad se situaba entre los treinta y pocos y los cuarenta y muchos y donde todos estaban, según pude oír, separados, divorciados o solteros, no es de extrañar que acabaran planteándose algunas preguntas típicas: ¿dónde están los hombres interesantes? (las mujeres).
El miedo a la soledad es el peor de los compañeros de viaje que podamos tener ya que nos puede condicionar tanto que, a veces nos deja estancados en una relación que no nos aporta felicidad.
Para comenzar una nueva relación es necesario dejar miedos atrás y apostar por uno mismo/a Para encontrar una pareja real dejes de buscar esa relación idílica que viste en películas y cuentos de hadas. La realidad es diferente, pero no por ello ha de ser peor. Hay que buscar el equilibrio entre nuestro “yo” y el de tu pareja y aceptar que ni tu eres perfecto/a ni lo es tu pareja y asumir que una buena relación está llena de felicidad recíproca e imperfecta.

Carlos y María llevan casi 10 años de relación, con apenas 18 años comenzaron a salir juntos y juntos llegaron al altar 4 años después repletos de ilusión, Proyectos, besos y caricias correspondidas...

Cual es tu estrategia para encontrar pareja? ¿Buscas a alguien que te haga feliz? ¿A alguien que te cuide?

Probablemente tienes bastante clara la respuesta de qué esperas que te aporte una pareja. Dicho así, es como escribir la carta a los Reyes Magos y, si hay suerte, hay suerte.  Pero, ¡qué arriesgado dejarlo todo en manos de la suerte! O dejar la felicidad en manos del otro. Esta sí que es una hipoteca de por vida. Y una gran deuda para el otro.

Generalmente la mayoría artículos que leemos en algunas revistas en estas fechas navideñas nos hablan sobre “cómo sobrevivir a la navidad en pareja” (con que familia cenar en Nochebuena, o comer en Navidad, presupuesto de regalos, pequeños roces con cuñados o cuñadas,etc.) Y yo estoy un poco cansada de esa visión tan monotemática y parcial que de las relaciones se tienen cuando entramos en estas fechas.