Seducción y ligue

Terminar una relación es una situación difícil de enfrentar. Pero volver a empezar puede serlo aún más cuando nos planteamos retomar el salir a conocer gente con la esperanza de encontrar un nuevo amo

    Cuando gustamos (o sea, cuando seducimos) a los demás, los gustamos a dos niveles distintos                                   -A nivel consciente                            ...

El doctor Kenneth Cooper diseñó un método para medir la condición física de un individuo haciéndole recorrer la mayor distancia posible en 12 minutos. Una prueba de rendimiento conocida como el Test de Cooper.
De acuerdo… piensas en lo que te gustaría tener una pareja con quien compartir un proyecto de vida y al mismo tiempo sabes que tienes miedo de encontrar a esa persona especial... ¿porque me ocurre esto? Pensaras...
Algunas personas me escriben para preguntarme cosas en torno a las apps de citas y webs similares. Por ello hoy os voy a dejar un mini tutorial sobre una app de las más conocidas. Hablo de Tinder. Espero que os aporte algo de luz en este mundo de las citas on line
Hace unos días escribí un artículo para el diario Información de Alicante con motivo de la fiesta de San Valentín al que puse por titulo "San Valentín &  San Solterín". Hoy en día a San Valentín le ha salido un rival. “San Solterín” como lo llamo yo.
La otra tarde estaba tomando café y en la mesa de al lado había un grupo de amigas y amigos que conversaban sobre el tema de las relaciones. En un grupo donde la media de edad se situaba entre los treinta y pocos y los cuarenta y muchos y donde todos estaban, según pude oír, separados, divorciados o solteros, no es de extrañar que acabaran planteándose algunas preguntas típicas: ¿dónde están los hombres interesantes? (las mujeres).

Cual es tu estrategia para encontrar pareja? ¿Buscas a alguien que te haga feliz? ¿A alguien que te cuide?

Probablemente tienes bastante clara la respuesta de qué esperas que te aporte una pareja. Dicho así, es como escribir la carta a los Reyes Magos y, si hay suerte, hay suerte.  Pero, ¡qué arriesgado dejarlo todo en manos de la suerte! O dejar la felicidad en manos del otro. Esta sí que es una hipoteca de por vida. Y una gran deuda para el otro.