Colores para una cita

Colores para una cita

Coco Chanel repetía siempre que el mejor color del mundo es aquel que a cada uno más favorece. Llevar el color adecuado mejora el aspecto físico de cualquier persona, favoreciendo sus rasgos. Pero no siempre se está al tanto de cuáles son los colores más adecuados para cada uno.

Los colores dicen mucho de ti. Están los que pueden iluminar tu mirada y otros todo lo contrario. Muchos son los factores que intervienen a la hora de escoger los colores de la ropa, pero el principal es el tono de tu piel.

Para descubrir si nuestra piel tiene un tono frío o cálido, lo más sencillo es mirarse al espejo con dos telas distintas bajo el rostro: una blanca y después, otra de color hueso o beige.

Sin maquillaje ni joyas, con el cabello despejado, se acerca el tejido más blanco a la cara: si los ojos y el rostro se ven iluminados con él, es probable que nuestros tonos básicos sean fríos. Si al repetir el ejercicio con un tejido en tono beige se comprueba que es éste el que ilumina ojos y cara, se trata de una complexión cálida.

Las personas de complexión cálida, suelen tener el cabello cobrizo, caoba, pelirrojo o tierra oscuro. Sus ojos serán marrones, miel o verdes hoja. La piel tenderá a ser beige, amarilla, melocotón, marfil, dorada o incluso con pecas.

Aquellos con una complexión en tonos fríos, probablemente tendrán el cabello o bien negro-marrón oscuro, o rubio tirando a ceniza. Sus ojos serían marrón oscuro, verde oscuro o azul y su piel o bien oscura o, al contrario, rosada y pálida.

Si tu armonía de color es cálida y quieres verte atractivo, jovial y tener una imagén más extremada utiliza los colores fríos como los azules, los violetas…. Si por el contrario quieres dar una apariencia más neutra y seria, ponte colores cálidos más similares a tu piel, como los amarillos, el beige…
Si tu armonía de color es fría y quieres verte igualmente atractivo, jovial y tener una imagen más extremada utiliza colores cálidos como los rojos, naranjas… te veras más guapo y resaltaras tu rostro. Si por el contrario quieres dar una imagen más neutra y seria, utiliza colores fríos como los azules, grises…

Los tonos de piel cálidos, con una base amarilla, se ven especialmente favorecidos por los colores otoñales: dorados, marrones, khakis, terracota, beige o rojos anaranjados.

Aquellas personas con tono de piel más frio, estarán mejor con los tonos invernales: el color de la nieve, el azul cielo, el azul ultramar, los morados, grises, rosados y blancos. Estos colores sirven para seleccionar los tonos más adecuados de vestido, pero también se aplican a la elección de maquillaje, bolsos, zapatos y joyas.

Remedios gomis
No hay comentarios

Escribe un comentario