Como vencer el miedo al abandono en una relación de pareja

Como vencer el miedo al abandono en una relación de pareja

No es el miedo al abandono lo que sabotea nuestras relaciones, es cómo lo manejamos.

El miedo al abandono existe antes de que se produzca el propio abandono, es decir, como la mayoría de los miedos; está en la mente. Si el abandono se produce, que además suele ocurrir dada la atención que se le pone generada por el miedo, ya no hay miedo al abandono sino tristeza, dolor, en muchos casos alivio u otra emoción distinta.

Sentirnos atraídas por alguien dispara este miedo y evitan las relaciones para no sentir el dolor (abandofobia). 
Otras están en una relación pero viven envueltas en un miedo perpetuo a abandono sin que existan causan por parte de la pareja que lo pueda justificar.

 Cuando somos conscientes de que este es nuestro problema y queremos salir de el, hay algunas pautas que nos van ayudar a lograrlo, entre las más importantes están las siguientes.

1.       No tengas expectativas más allá de lo que estás viviendo en este presente.  No pretendas que las cosas tendrán que ser como te las has imaginado.  Deja fluir.

2.       No vivas en la inseguridad percibiendo cada gesto, conversación o actitud como una señal de abandono.  Así, solo alejas a tu pareja y tu profecía se cumple.

3.       No trates de manipular a tu pareja para que haga cosas que te hagan sentir más segura.  La seguridad te la tienes que dar tú, no alguien de afuera.

4.       No hagas sentir a tu pareja de que es responsable emocionalmente de ti.  A nadie le gusta cargar con las necesidades y miedos de otro.

5.      No te juzgues, solo analiza tus pensamientos y encuentra la evidencia “real” de que es abandono.  Verás que no existe, solo en tu mente.

6.       Deja de poner tu inseguridad encima de los hombros de tu pareja, esto significa que debes de tener 100% de responsabilidad cuando tu miedo aparezca, detectarlo y descartar lo, en lugar de esperar que tu pareja lo “arregle”.

7.       Da el salto hacia la auto-dependencia, pero ten en cuenta que el camino es lento.  Es un continuo auto-observarte, detectar tu miedo, buscar el pensamiento que lo causó y analizar su veracidad.

Transformar el miedo al abandono en auto-dependencia emocional involucra una aceptación radical de que no eres una extensión de  tu pareja, eres un ser individual capaz de tomar responsabilidad de tus propias necesidades emocionales.

No hay comentarios

Escribe un comentario