¿Porque hay personas con las que las relaciones se vuelven difíciles?

¿Porque hay personas con las que las relaciones se vuelven difíciles?

Que las relaciones son complejas es algo que todo el mundo sabe, como también lo es el que hay personas con las que es más fácil llevar una relación a buen puerto que con otras. Dentro del estilo de personas que nos pueden hacer más difícil las relaciones podemos encontrar estos 5 modelos de conducta.

 

  • 1. El pasivo. Aquella persona que se adapta de un modo tan permeable al entorno que nunca llegas a saber exactamente qué quiere, qué piensa y qué pasa por su cabeza. Tener una relación de amistad con una persona que está en este punto es muy difícil. Echarás de menos que esa persona tome la iniciativa en los planes y no se limite únicamente a actuar a modo de estímulo y respuesta.

 

  • 2. El sabelotodo. Seguramente en algún momento te has encontrado con alguien que, incluso estando equivocado en su opinión, hablaba como si realmente supiera de todo y tuviese una seguridad absoluta en sus palabras. El sabelotodo también conecta con el complejo del orador frustrado en una conferencia. Alguien del público toma el turno de palabra en la ronda de preguntas para su propio lucimiento, dando un discurso que está fuera de contexto. Esta personalidad es especialmente difícil si te encuentras con un sabelotodo que te corrige constantemente en el trabajo.

 

  • 3. El que se queja por todo y por más. El que se considera víctima universal de la humanidad. Todas las cosas le pasan a él. Es agotador convivir con una víctima porque te acaba haciendo sentir culpable de sus propios sufrimientos si no te proteges adecuadamente frente a posibles imprevistos.

 

  • 4. El eterno insatisfecho. Te echa en cara cosas constantemente, te hace sentir como si no le tuvieras en cuenta porque sus demandas con elevadas y su nivel de atención infinito. Y a ti esto te produce el efecto contrario al que pretende. Cada vez te apetece menos quedar con él.

 

  • 5. El amigo ausente. Ese que está, sin estar. Le envías mensajes de WhatsApp que no contesta. Se acuerda de ti de ciento a viento. Y, aun así, te hace creer que es tu amigo mientras tú te agotas mentalmente intentando entender qué pasa en esta relación o qué lógica hay detrás de ciertos comportamientos de poco compromiso e interés hacia ti.
No hay comentarios

Escribe un comentario