Por el día es una tienda de antigüedades, por la noche, pura magia

Por el día es una tienda de antigüedades, por la noche, pura magia


Asiana: el restaurante más romántico de Madrid

En el año 2004, un jovencísimo chef, obsesionado por los sabores y los lugares únicos, abrió en una pequeña tienda de antigüedades orientales un restaurante llamado Asiana. Tan solo 7 mesas que dan servicio para las cenas (única y exclusivamente) a la selecta clientela que se acerca al pequeño local.

Asiana Decó un ambiente incomparable

El ambiente único hace de Asiana, sin duda, el restaurante más romántico de Madrid. Con un precio de 90 euros por cubierto, con un menú degustación cerrado, en el que se fusiona lo mejor de oriente con los más selectos platos y sabores occidentales y algunos toques latinos, que hacen de cada sorprendente bocado un momento único.

No todos los días cenamos rodeados de impecables y refinadas piezas de decoración que hacen las delicias de los amantes del interiorismo, es más, cada uno de los objetos que nos rodean están a la venta: muebles, joyas y complementos de Asiana Decó, que para los pocos comensales que pueden acceder cada día al restaurante permanece abierto.

El crecimiento del proyecto

Tal es el éxito de este pequeño local, que el joven Renedo ha abierto puerta con puerta Asiana Next Door, un local mucho más desenfadado en el que la materia prima sigue siendo fundamental en la construcción de cada plato. En Next Door se ofrece al comensal dos menús diferentes, uno con tintes muy latinos, influenciado sobre todo por la cocina peruana de Osterling y Schiaffino, aunque también tiene tintes de la cocina tradicional limeña, la misma que encontramos en las calles peruanas, lo que dan un toque único a cada una de las creaciones del jovencísimo cocinero castellano.

El local no es muy grande y consta de una zona con la barra (pequeña) y una serie de mesas a la entrada, una pequeña sala de paso con algunas mesas y otra sala que es una especie de pasillo con un aparador para los camareros a un lado y los baños al otro al principio y seis mesas a continuación, que lleva hasta la cocina (en realidad es una ventana de la cocina por la que se ven salir los platos y evolucionar al equipo de Jaime Renedo).

Gracias a este proyecto, Jaime Renedo se ha hecho un nombre en el panorama gastronómico, con un concepto culinario muy marcado y personal que comenzó en el año 2004, tras su paso por El Bulli, donde el mismo Ferran Adriá le animó a poner en marcha este proyecto, que día a día se va haciendo más grande.

No hay comentarios
  • Anónimo
    Posted at 09:45h, 05 diciembre Responder

    Me encanta, gracias por darnos esta información Reme

    • Remedios
      Posted at 10:42h, 05 diciembre Responder

      Gracias,intento estar informada de todos esos sitios y lugares que son "especiales"

Escribe un comentario