¿Sabes atraer con la mirada? (Tecnicas de seducción)

¿Sabes atraer con la mirada? (Tecnicas de seducción)

¿Sabes que los ojos es probablemente la más importante arma para ligar lo cierto es que son unos poderosos transmisores de signos vitales en el ámbito social.

La forma en la que miras a una persona, respondes a una mirada fija o retiras una mirada puede marcar la diferencia entre un encuentro exitoso y agradable u otro embarazoso e hiriente.

Contacto visual o encontrarse con la mirada

El contacto con los ojos -mirar a los ojos de otra persona- es un acto de comunicación muy poderoso. que normalmente restringimos a muy breves momentos. Prolongar un contacto de ojos o encontrarnos con la mirada de una persona indica una intensa emoción, y no admite otras interpretación que ser un acto de amor o un acto de hostilidad.

El contacto con los ojos es tan perturbador que en un encuentro de tipo social, evitamos el contacto de ojos por más de un segundo. Entre una multitud de extraños en un sitio público, el contacto de ojos apenas dura una fracción de segundo, y la mayoría de gente incluso evitará todo contacto con los ojos.


Cómo ligar con la mirada

¿Deseas ligar con la mirada con atractivo/a extraño/a? Incluso en una habitación llena de gente o en una fiesta puedes mostrar de forma efectiva con tu mirada que estás interesado en esa persona. Simplemente mantén la mirada fija a sus ojos por más de un segundo -no mucho más puesto que tu mirada resultaría amenazante o agresiva-.

Puede ocurrir que:
Esa persona mantenga la mirada contigo por más de un segundo, entonces hay bastantes posibilidades de que la persona responda a tu interés.
Tras el contacto inicial, esa persona retire la mirada brevemente y entonces vuelva a mirarte fijamente una segunda vez, entonces puedes asumir con certeza de que él o ella está interesado/a.
El contacto de ojos o encuentro de miradas vaya acompañado de una sonrisa, entonces puedes aproximarte a esa persona con confianza.

Esa persona evite mantener la mirada contigo, o retira la mirada tras una fracción de segundo y no vuelve a mirarte de nuevo, con lo que debes interpretar que tu interés no es correspondido.También hay la posibilidad de que esa persona sea en realidad muy tímida -o que algunas mujeres sean comprensiblemente precavidas o cautas a la hora de mostrar interés por hombres extraños. La única forma de averiguarlo a través de su comportamiento con otros. ¿evita regularmente la mirada de los hombres? ¿Parece nervioso, ansioso o reservado en su interacción con otras mujeres? Si es así la reticencia para encontrarse con tu mirada fija puede que no sea nada personal, y quizás merezca la pena aproximarnos a esa persona con considerable precaución.

Jugar con la mirada tras el primer contacto con los ojos

Una vez que te hayas acercado a la persona, deberás encontrarte nuevamente con su mirada para iniciar la conversación. Tan pronto como vuestras miradas se encuentren, puedes empezar a hablar. Una vez la conversación empieza, es normal retirar la mirada… En la conversación puedes seguir un modelo de encontrarte con sus ojos y retirar la mirada de forma alternativa

Para mostrar interés mientras te está hablando necesitas mirar a la cara de la persona en cuestión al rededor de unas tres cuartas partes del tiempo, en miradas que duren entre un y siete segundos… La persona que habla normalmente te mirará generalmente la mitad de ese tiempo, y el contacto con los ojos será intermitente, durando rara vez más de un segundo. Cuando la persona que te interesa ha finalizado de hablar, y espera tu respuesta, él o ella te mirará y hará un breve contacto de ojos para indicarte que es tu turno.

Reglas básicas para ligar con la mirada

La reglas básicas para una conversación agradable y seductora son:

Mira más a la cara de la persona cuando la escuchas
 
Retira más la mirada cuando hablas tú y contacta los ojos brevemente para animarle a que participe y prosiga la conversación 

El truco son miradas rápidas y breves. Hay que evitar miradas fijas prolongadas a la persona o a otro sitio.
El error más común a la hora de ligar con la miradaEl error más común en las personas que pretenden ligar es abusar del contacto visual en un intento prematuro de acentuar una intimidad que todavía no existe entre ambos.Con ello sólo se consigue que la persona que nos interesa se sienta incómoda y le enviemos señales equivocadas. Hay que tener paciencia y dejar que esa misma persona te vaya indicando con sus gestos y miradas como se siente contigo.Algunos hombres también pierden su oportunidad mientras conversan mientras miran más los pechos que la cara de la mujer con la que hablan.

No hay comentarios

Escribe un comentario