Sal de tu zona de confort… Empieza a vivir!

Sal de tu zona de confort… Empieza a vivir!

Está mas que comprobado. La mayor razón por la que la gente no hace más con sus vidas, la mayor causa de que no logren sus sueños y vivan en la mediocridad es el miedo.
Vamos a recordar un poco de donde viene el miedo:
Tu cerebro tiene la función principal de protegerte (mantenerte vivo) y hará todo lo posible por detenerte de hacer cosas peligrosas.
Pero, ¿Que cosas son peligrosas para tu cerebro? Aqui está el problema.
Para tu cerebro, cualquier cosa que sea fuera de lo normal, o diferente, representa un peligro. Es un sistema de defensa primitivo diseñado para protegerte.
Entonces cada vez que vayas a hacer algo a lo que no estás acostumbrado, tu mente va a provocarte sentimientos de incomodidad y en el peor de los casos, pánico.
Todos en este mundo sentimos miedo de una u otra forma, pero la forma en la que se lidia con él es lo que te da tus resultados.
Tenemos una cosa que llamamos nuestra “zona de confort”. Esta “zona” es donde nos sentimos a salvo, o bueno, donde nuestro cerebro nos hace sentir a salvo. Es donde todo permanece igual, donde nada cambia, donde sabemos que podemos sobrevivir porque así lo hemos hecho hasta ahora.
Las desventajas? Precisamente, que nada cambia.
Estamos programados para vivir vidas cómodas y monótonas “por el bien de nuestra supervivencia”, según nuestra mente.
Eso era cierto para los humanos en la antiguedad cuando salir a lo desconocido representaba un peligro real. Pero hoy en día rara vez nos encontramos en situaciones que amenazan nuestra existencia, sin embargo nuestro sistema de autoprotección se sigue disparando a la menor provocación.
Lo bueno es esto: Una vez que lo identificas, lo controlas.
Esto es cierto para cualquier sentimiento que tengas, pero hoy vamos a enfocarnos en el miedo.
Está claro entonces que para empezar a crecer, cambiar y vivir vidas diferentes y convertirnos en la persona que queremos ser, necesitamos urgentemente salir de nuestra zona de confort, de la manera más valiente posible y sin mirar para atras.
Recuerda esto:
Si quieres cambiar, la comodidad es tu enemiga. Evítala a toda costa y aprende a sentirte cómodo con la incomodidad que te produce crecer, animarte, aventarte a hacer cosas diferentes. Esto es lo que hacen los vencedores.
Empieza a hacer cosas que no harías normalmente, cosas que te den un poco de ansiedad como acercarte con la persona que te atrae, o pedir un aumento en tu empleo, o de plano ir en busca de un empleo nuevo! Se dice facil no? ¿Pero cómo se hace?
El primer paso : Acepta que la incomodidad que sientes ante cualquier situación es una reacción de tu cuerpo para tratar de protegerte, y date cuenta de que el 99.9% de las veces realmente no te encuentras en ningún tipo de perligro. La incomodidad que se siente al principio se pasa rápido, creeme.
Paso 2: Considera el peor resultado posible. ¿Que es lo peor que realmente podría suceder? Estamos hablando de un resultado catastrófico, el peor escenario que pudiera darse.
Ahora calcula cual es la probabilidad de que ese escenario catastrófico suceda.
Paso 3: Considera cuales son los posibles beneficios de proceder a pesar del miedo. ¿Que probabilidad existe de que obtengas un beneficio de esta experiencia?
Paso 4: Si realmente llegara a suceder ese escenario catastrófico, ¿que podrías hacer para recuperarte?¿Cómo podrías hacer que ese resultado fuera obsoleto o sin importancia?
Paso 5: Analiza los datos y date cuenta de que generalmente los beneficios y la probabilidad de que los obtengas son mayores que la posibilidad de que suceda tu peor escenario, que en la mayoría de los casos ese peor escenario realmente no es algo tan catastrófico como crees.
Y si todo lo demás falla, considera esto:
Si no lo haces HOY habrás dejado pasar otro día mas sin sentir lo que es vivir, crecer y lograr. Y como consecuencia vivirás otro día mas escuchando esa vocecita dentro de tu cabeza decirte “mejor otro día”, “no es para mi”, o “no lo necesito”.
Pero sabes que va a ser diferente esta vez?
Esta vez no podrás echarle la culpa a alguien mas. No vas a tener de otra mas que darte cuenta de que si estás donde estás es gracias a tu decisión de no hacer lo que tenías que hacer para crecer y cambiar.
Piénsalo un poco y analiza en retrospectiva cuántas cosas te has perdido hasta ahora por decidir en favor del miedo, en favor de la comodidad de no hacer nada atrevido o extraordinario.
Repito, el 99% de las veces no hay absolutamente nada que temer de una situación, pero nuestro cerebro es un maestro en el poder del convencimiento negativo.
Cuando estás apunto de hacer algo diferente o atrevido, tu cerebro empieza a generar imágenes, y suposiciones de posibles resultados catastróficos para que no lo hagas, y lo que es peor, cuando le haces caso al miedo y decides no hacerlo, te da palmaditas en la espalda y te dice “mejor otro día”, o “esto
no es para mí”, o “seguro hubiera pasado algo malo”. Esto se llama racionaliación. Y es un gran enemigo de tu autoestima.
La clave para conquistar los miedos esta en reconocerlo, sentirlo, saber de donde viene, y proceder a pesar de él.

No hay comentarios

Escribe un comentario