libro Tag

( Historia de Carmen y Adrian)

“Me habían dicho que fuera puntual, que si llegaba una vez empezado el evento ya no me dejarían participar y además perdería los 15€ que me había costado inscribirme. Aun no entiendo cómo me deje liar por mi hermana para apuntarme a un speed dating, pero como ya estaba hecho, me dije.-“ total no tengo nada que perder “así que como me citaron a las nueve en el pub donde se desarrollaría la velada, a las ocho y media ya estaba en la puerta como un clavo!

Al llegar en la entrada estaba  la Love Coach coordinadora del evento quien tras saludarme me entrego una carpeta con las fichas a rellenar de cada candidato, me puso una pegatina bajo del hombro con mi nombre y me comento que las chicas debíamos subir a la planta de arriba (que estaba cerrada solo para el evento) e ir eligiendo mesa en la que sentarnos, mientras que los chicos esperarían en la barra de la planta baja hasta que diera inicio la velada.