seduccion Tag

Posiblemente alguna vez le habrá pasado que se sonroja cuando ve a la persona que le gusta o cuando tiene una cita con alguien especial. Se siente tímido a la hora de hablar con el o ella. En este tipo de situaciones es normal que se ruborice, ya que al estar bajo presión queriendo ofrecer lo mejor de uno mismo a veces surge el miedo al rechazo. Pero tranquilizemonos. La vergüenza esporádica es habitual. ¿Quién no ha tenido esa sensación de ponerse rojo alguna vez? Este sentimiento suele afectarnos en determinadas situaciones cuando sentimos miedo a no cumplir con las expectativas de los demás, claro que no siempre podremos estar completamente seguros, ya que la expectativa que creemos que alguien tiene sobre nosotros puede que sea cierta o no. Lo mejor es tener confianza en nosotros  mismo y añadir algún plus que nos haga más interesante.