¿Te atreves a ser tu?

¿Te atreves a ser tu?

Cuántas veces has creído que eres simplemente lo que la vida o el destino tenían guardado para ti?

Sin embargo, y aunque resulte doloroso aceptarlo, tú eres el resultado de tus “propias elecciones” y la vida que “hoy” estás viviendo… la has creado tú.

Quizás esto te puede resultar extraño, equívoco, molesto, brusco. Pero si te dispones a ver más allá de lo que ven tus ojos, te darás cuenta que esta evidencia te libera.

Si eres el resultado de tus acciones u omisiones, tienes la posibilidad de dar un giro a tu vida, si no es la vida que soñabas.
Tienes la oportunidad de re-diseñar tu propio camino, cuantas veces quieras, porque eres el dueño de tu vida.

Si los demás eligen por ti, si tú no defiendes tus ideas, si no haces lo que te motiva, si das importancia a otros antes que a ti, Tú lo estás eligiendo.

Eliges en base a determinadas creencias sobre la vida, juicios aprendidos a lo largo de tu crecimiento, basados en experiencias, en historias que te ocurrieron, o te enseñaron que te podían ocurrir.

Comienza a “ser” para luego hacer y tener, porque si te quedas esperando que las circunstancias se den, estarás perdiendo un espacio de incertidumbres que nos permite fluir en ella aprendiendo a cada instante.

¿Cuáles son esas creencias que te atan a hacer lo mismo cada día o en cada relación?

¿Qué podría pasar si hoy decides hacer algo distinto?

¿Cuánto hace que no haces lo que te gusta hacer?

Vivir aferrados a ideas obsoletas, que a través del tiempo no replanteamos nos deja en el exilio.
Si sufriste una desilusión amorosa, no estás condenado/a a volver a sufrirla.

 No necesariamente tiene que volver a ocurrir. Y si ocurriese, recuerda que guardar el corazón te protege del dolor, pero también se goza menos. Y la vida, es para vivirla, para gozarla, para ir con el cabello suelto y sentir el aire en la cara.

Tu eres quien quieres ser, por eso si no te gusta el resultado que has obtenido, sal a buscar esos sueños perdidos.

Atrévete a ser quien realmente has soñado ser.

No hay comentarios

Escribe un comentario