¿Miedo a enamorarte? Filofóbia y el miedo al amor

¿Miedo a enamorarte? Filofóbia y el miedo al amor

¿Miedo al amor?, ¿miedo a enamorarse?, seguro estarás pensando que eso es una tontería y nada más lejos de la realidad. La filofóbia es un hecho.

Los filofóbicos, son aquellas personas que tienen una fobia terrible a enamorarse. Filofóbico, del griego phobia que significa miedo y filos que expresa amar

Quienes tienen miedo a amar usualmente optan por algunos comportamientos típicos (mecanismos de defensa) que los mantienen “salvos”

Algunos de estos mecanismos serían los siguientes:

  • – Se enamoran de personas imposibles. De esta forma, en vez de reconocer sus miedos, se autoafirman que ellos sí están enamorados pero su amor es imposible.
  • – Establecen relaciones que están predestinadas al fracaso porque las personas no tienen nada en común. Así, ellos mismos construyen una suerte de profecía que se autocumple.

¿Entonces?¿Cómo superar el miedo a enamorarse?

Lo principal es aprender a reconocer que tiene miedo a enamorarse. Simplemente trata de ser consciente de si tus sentimientos son reales e intenta averiguar de donde viene ese temor.Con la aceptación de su propio miedo le será más fácil superarlo.

No sirve de nada quedarse encerrado en sus sentimientos, al fin y al cabo, de alguna manera acabarán saliendo a flote

 Ser realista te ayudará a expresar tus sentimientos. Puede que tengas miedo a enamorarse, pero finalmente el amor llega a ser una necesidad básica, donde el sentimiento de mostrar su cariño y afecto y sentirse querido por otra persona se convierte en ley de vida. Piensa en qué beneficios tendrías si te lanzaras a encontrar el amor……, si nunca lo intentas nunca lo sabrás

Es fundamental quitarse todos los miedos irracionales para poder vivir en paz con nosotros mismos. Temer a un sentimiento tan bonito como el amor, es ponerle freno a nuestra felicidad interior. Pensar que enamorarse requiere sacrificar tu libertad o que jamás serás capaz de encontrar a la persona adecuada, son solo excusas que alimentan tú miedo.

Seamos conscientes de que necesitamos cambiar  y trabajemos para ese cambio sea posible. Si somos capaces de escoger el camino de la felicidad, ¿por qué razón negarnos una oportunidad?

No hay comentarios

Escribe un comentario